Con esta crisis económica, que empieza a tener un largo recorrido, tanto en duración, como en distribución; se ve el desgaste de los políticos dirigentes, y su poca habilidad para sacar al pueblo de ella, sin enseñar toda la suciedad que ello conlleva.

Durante la decada de los años 20, del siglo pasado anidaron en Europa los pensamientos fascistas, como una “tercera vía” al “liberalismo” y al “socialismo”, los cuales tenían poca presencia. La crisis económica y el descontento social con los políticos los aupó al poder al principio de la decada de los años 30. Todo saben que sucedión con la Italia de Mussolini, la Alemania de Hitler, y después continuarían muchos otros paises de Europa; como Austria,  Rumania, Bulgaria, Grecia, Hungría, Croacia, Finlandia, España, …

 

¿Cómo se nos presenta el futuro?

Desde el 2008 las economias europeas se encuentran en una crisis con diferentes componentes económicas, y que en la actulidad se traduce en un paro creciente, empleos con condiciones precarias, y una situación social poco agradable, lo que da a conocer el denominado “Estado de Malestar” actual.

En toda esta situación vuelven a surgir con fuerza los fascisms. Olvidados tras la 2ª Guerra Mundial, los fascismos vuelven a resurgir en la decada de los 80, pero con poca fuerza, con las crisis económicas y sociales de la época. Continuaron con poca fuerza durante la década de los 90, a la espera de momentos mejores, de situaciones más propicias.

En la actualidad, la situación de crisis hacen que coja más fuerza estos partidos políticos de corte fascista. Partidos que se están conviertiendo en la llave de gobierno de muchos paises en europa.

En Francia, el Frente Nacional, fundado por Jean Marie Le Pen, y que ahora dirige su hija Marine, fue fundado en 1972 por colaboracionistas de la ocupación alemana de la 2ªGM.  Es un partido que está alcanzado las más altas cotas de votación en las elecciones a la presidencia francesa, y cada año que pasa va teniendo más poder de decisión en Francia.

En Alemania, hay varios partidos de corte neonazi, donde cada vez ganan más adeptos. Son partidos que van acaparando pequeñas cuotas de poder en gobiernos regionales, y sobre en el este de Alemania donde estos discursos populistas se arraigan más.

En Bélgica, nacen con más fuerza entorno la lucha de poder entre los flamencos y los francófonos, con partidos de cortes fascistas por ambos lados (Vlaams Block – Bloque Flamenco y Frente Nacional en el francófono), y cuyo poder es más creciente con la reciente crisis económica.

En Holanda, ha alcanzado una cuota de poder de decisión en el gobierno de Holanda, hasta el punto de provocar elecciones anticipadas para este septiembre.

En Grecia, las últimas elecciones le han dado una cuota de poder increible a un partido tremendamente agresivo en sus ideas politicas, Amanecer Dorado. Este poder lo ha alcanzado debido, a la incompetencia de los políticos griegos que detentaron el poder y a  la lamentable gerencia realizada por la Unión Europea de la crisis económica griega.

En Italia, está el partido Alianza Nacional (Gianfranco Fini) y la Liga Norte (Humberto Bossi) que gozan de una cuota de participación en la política italiana que les permite formar, en alguno de los casos, parte de los gobiernos de Italia.

En Austria, donde el FPO lleva ya varios años formando parte del gobierno.

En Hungría, es donde está uno de los casos más complicados. Donde el gobierno ha aprobado una nueva constitución donde no se respetan los derechos democráticos mínimos. El partido del gobierno ya controla prensa y televisión, atenaza a los magistrados, controla el Banco Central. Además de modificar la Ley Electoral para tratar de asegurarse futuras victorias. El partido gobernante modificando leyes a beneficio propio, y sin ser un partido de extrema derecha, pero dentro de  Hungría empiezan a tener fuerza otros partidos de extrema derecha, con principios políticos no vistos en Europa desde hace más de 50 años, y con un poder creciente.

Hay mas países con  partidos de extrema derecha, y que están consiguiendo un poder político que no podría ser adminitido, pero la dejadez de los políticos actuales, que detentan poder en Europa y la crisis económica, están consiguiendo que se repitan hechos similares (que no iguales) que al nacimiento del fascismo de los años 20, del siglo pasado, con el fatal resultado ya conocido.

Anuncios