En los periodos de crisis económicas, siempre son momentos positivos para las reformas de calado, que vayan en beneficio del conjunto de la Unión Europea. Por ello, en las próximas reuniones de la Unión Europea comenzará el lento debate político de muchos paises en el desarrollo de propuestas, discusiones de las mismas, y obtención de acuerdos, para elevarlos al nivel de Tratado.

Por lo tanto, vamos a hacer una breve enumeración de los caminos a mejorar por la Unión Europea:

 

  • El BCE; tiene que dejar de ser el patio de casa del BundesBank, es decir, que las políticas llevadas a cabo por el BCE, se ajusten al dedillo de las necesidades de Alemania, para adaptarse a las necesidades de toda Unión Europea.
    1. Reformulación de los objetivos BCE, y que se hagan con mayor poder dentro de la Unión Europea.
    2. Mayor independencia, tanto de los organos políticos, como del Bundesbank.
    3. Que sea el auténtico organo fiscalizador de la situación financiera de las entidades financieras de la Unión.
  •  Al hilo de la remodelación del BCE, se habla de un Unión Bancaria, es decir de un organo que va a fiscalizar los datos financieros, los productos, de todas las entidades de la Unión Europea, con el objetivo de ser el auténtico organo que vigile el sistema financiero de la Unión Europea, (de forma independiente) y sólo rinda cuentas al BCE.
  • La Política Monetaria debe ir acompañada de la posibilidad de emitir Eurobonos, para que los paises de las llamadas zonas periféricas sería una ayuda a la obtención de una financiación más barata. Esta política Monetaria no será gratis:
    1. Habría que cumplir objetivos de déficit.
    2. Sólo sería en función de un determinado porcentaje del PIB nacional
    3. Guardaría una estrecha relación con el porcentaje que representa el PIB en relación a los paises de Unión Económica y Monetaria (nunca debería ser superior a la cuarta parte o un tercio del PIB nacional).
  • El inicio de un camino de Armonización Fiscal, no se debería de hablar de una Unión de la Política Fiscal, es decir, dejar a la Unión Europea que se impongan las Políticas Fiscales para el conjunto de los países, por ello, lo ideal es una Armonización, ya que cada país es diferente, y tiene sus detalles que los hace que una aplicación igual, pueda tener efectos perversos, que perjudiquen gravemente a un pais, y beneficien en demasía a otros.
    1. Armonización de tipos impositivos del IVA, (no tienen por que ser iguales en todos los paises, pero los paises limitrofes, deberían de tener tipos similares para los mismo productos)
    2. Armonización en las escalas y tipos del IRPF, (obviamente teniendo en cuenta el poder adquisitivo, y la presión fiscal que sufre la población a la que se dirige). Lo que está claro es que no serán iguales, pero es posible que se establezcan baremos compensatorio en relación a presión fiscal y poder adquisitivo.
    3. Armonización de tipos en los impuestos especiales (alcohol, tabaco y combustibles, principalmente), con el objetivo de que no haya tal disparidad de imposiciones, y sobre todo se vigilarán las diferencias entre paises limitrofes. Lo más probable es que en el caso de España se produzca una fuerte subida de este tipo de impuestos.
    4. Armonización en los tipos impositivos del Impuesto de Sociedades, que es en donde más se debería de trabajar para evitar el salto de empresas entre paises de la Unión Europea, pero también para evitar el salto a otros paises con beneficios fiscales en este ámbito.

Estos son a grandes rasgos, las direcciones en las que debe trabajar la Unión Europea, pero hay más direcciones en las que trabajar dentro de la organización económica, ya que se deben de buscar que los órganos rectores de dichas políticas sean ágiles en la toma de decisiones, y que no suceda como con el BCE, que tenga plenos poderes en la toma de decisiones y puedan abarcar todas las posibilidades.

Anuncios