La crisis continúa en España, y los políticos se están dando cuenta de que tienen que empezar a tomar otro tipo de medidas de ahorro, que no sea quitarles la comida de los platos a los pobres españoles (cada vez son más), y ya piensan en tomar medidas de corte político, con muy buena aceptación social: “Reducción del número de políticos electos”.

Desde distintos estamentos políticos y Presidentes de Comunidades Autónomas se está proponiendo un reducción del 20 % de parlamentarios autonómicos, con el fin de reducir los costes, (sin pensar en la reducción de salarios o eliminación de comisiones 0 de indemnizaciones).

  • Comunidad de Autónoma de Madrid: con 129 diputados, y donde se establece que debe haber un diputado por cada 50.000 habitantes o fracción superior a 25.000.
  • Cataluña: con 135 diputados, y donde se establece que deben ser entre 100 y 150 diputados.
  • Andalucia: con 109 diputados, figurando entre la orquilla de 90 y 110 diputados.
  • Pais Vasco: con 75 diputados,
  • Galicia: con 75 diputados, y donde se establece que deben ser entre 60 y 75 diputados.
  • Comunitat Valenciana: con 99 diputados autonómicos, el mínimo exigido en el Estatuto autonómico.
  • Castilla y León: con 84 diputados,
  • Castilla – La Mancha: con 49 diputados,
  • Extremadura: con 65 diputados,
  • Aragón: con 67 diputados,
  • Principado de Asturias: con 45 diputados,
  • Cantabria: con 39 diputados, que puede oscilar entre 35 y 45 diputados autonómicos.
  • Comunidad Foral de Navarra: con 50 diputados
  • Redión de Murcia: con 45 diputados,
  • Islas Baleares: con 59 diputados,
  • Islas Canarias: con 60 diputados, cuya distrbución se hace en base a las islas y las provincias, y menos en base al criterio poblacional.

Ahora, podemos ver en los siguientes cuadros, como podría ser una distribución más equitativa a la realidad de cada Comunidad Autónoma, para ello diferenciaremos entre tres tipos de comunidades: multiprovinciales, uniprovinciales e insulares.

  • Comunidades multiprovinciales: 6 diputados por provincia y 1 diputado por cada 100.000 habitantes.

  • Comunidades uniprovinciales: 12 diputados por provincia y 1 diputado por cada 75.000 habitantes (excepto Madrid, que es por cada 100.000 habitantes).

  • Comunidades insulares: Se asignan 4 diputados por isla y 1 diputado por cada 100.000 habitantes, con el número total obtenido, luego se hace una reasignación por islas de acuerdo a los criterios de los distintos estatutos .

Como se puede observar, en los distintos cuadros, la mayoría de las Comunidades Autónomas, tienen un exceso de diputados electos, a excepción de Andalucia y Castilla – La Mancha, y que si se relaciona este “exceso” de diputados con los sueldos de algunos de estos diputados.

Sin embargo, lo importante de este Post es arrojar luz sobre como están los diputados y como debería ser en función de las provincias que las componen y la población, y de exponer casos singulares.

Anuncios