Las elecciones catalanas han estado marcadas por un único personaje, Artur Más, para todo, lo bueno y lo malo, que ha sido mucho. El afán secesionista, el ansia de un protagonismo supremo, como liberador del pueblo catalán, … y finalmente los rumores de corrupción dentro de las altas instancias de su partido, y de las grandes personalidades del mismo.

Ahora vamos a analizar los últimos datos de las elecciones:

  • Participación: casi un 69,5% (por el casi 59% de las elecciones de 2010)

Resultado por partidos:

  • Convergència i Unió: entre 50 escaños (62 en las elecciones de 2010).
  • ERC: entre 21 escaños (10 en 2010)
  • PSC – PSOE: entre 20 escaños (28 en 2010)
  • PPdeC: entre 19 escaños (18 en 2010)
  • ICV – EUiA: entre 13 escaños (10 en 2010)
  • Ciudadanos (C’s): entre 9 escaños ( 3 en 2010)
  • CUP (Candidatura d’Unitat Popular): entre 3 escaños (sin representación en 2010)
  • SI (Solidaritat Catalana per la Independencia): entre 0 escaños (4 en 2010)
  • PxC (Plataforma per Catalunya): entre 0 escaños (sin representación en 2010)

Parece haber sido un batacazo electoral para CiU, pero no para el ala más independentista de catalanismo, ya que a los 50 escaños de CiU se suman los ya de ERC (21) y los de CUP (3).

Ahora, habrá que ver como piensa reorganizarse CiU de cara a la elección de President de la Generalitat, ¿en solitario o con ERC?, es la única duda, tras perder 12 escaños respecto de las elecciones de 2010.

Parece que el PSC está comenzando a para la caída libre de votos y escaños, y se mantiene dentro de las encuestas pre-electorales, recordando que han perdido 8 escaños respecto de las elecciones de 2010.

Por contra, el PP se mantiene y consolida los resultados que viene obteniendo en las útlimas elecciones.

Entre los ganadores de las elecciones esta ERC, con 21 escaños (11 más que en 2010 y los mismos que en el 2006). En ICV – EUiA que con 13 escaños alcanza su tope (10 en 2010). Ciudadanos (C’s) que continua ascendiendo elecciones tras elecciones e incluso supera las encuestas pre-electorales más favorables, demostrando el buen trabajo realizado y el calado que ello tiene dentro de la sociedad.

Por último, CUP (Candidatura d’Unitat Popular), partido independentista y de base populista, que logra la entrada en el Parlament, a costa de la representación de SI (Solidaritat Catalana per la Independencia), que desaparece engullido por afan independentista de ERC y CiU, que logran un mayor calado que ellos.

Finalmente, el resultado electoral, a falta de que sea definitivo al 100 %, es problabe que no haya un gobierno muy estable, o si lo hay, la deriva independentista no le augura un largo recorrido, y terminará pronto, más que tarde, en otro proceso electoral, pero con un conjunto de población más desengañada.

Anuncios