Las Diputaciones son unos entes de carater territorial y con la función de gestionar los intereses económico-administrativos de la provincial, de caracter supramunicipal. El origen de las diputaciones se aleja hasta la Constitución de Cádiz de 1812, pero no se le dió la forma actual hasta 1836.

Pero a lo largo de la historía, las diputaciones han tenido distintos tipos de papel, pero quizá el más importante ha venido con la descentralización desde el inicio de la democracia actual.

Sin embargo, en la actualidad, con la actual crisis económica que está sufriendo en España, se están generando dudas sobre la ideoneidad de su existencia, pero creo que la verdadera pregunta, es si el coste (el cual es poco conocido) en relación a las actuaciones que lleva a cabo.

El número de Diputaciones es igual a número de provincias, menos aquellas provincias que pertenecen a Comunidades Autónomas que son uniprovinciales, excepto el caso de Navarra, que tiene su régimen foral (al igual que las provincias del País Vasco). Por otra parte, hay que destacar los casos de las islas, tanto en Canarias, con los Cabildos Insulares (uno por cada Isla), como en Baleares, con los Consejeros Insulares (también, uno por cada Isla).

Las diputaciones provinciales son órganos de elección indirecta. La composición de su pleno se realiza por elección por los concejales electos de todos los ayuntamientos del partido judicial. El número de diputados de cada pleno depende del número de habitantes de la provincia y se fija por ley:

  • Hasta 500.000 habitantes:                                            25 diputados.
  • De 500.001 a 1.000.000 habitantes:                         27 diputados.
  • De 1.000.001 a 3.500.000 habitantes:                     31 diputados.
  • De 3.500.001 en adelante:                                              51 diputados.

En total, se eligen (de forma indirecta), más de 1.000 diputados provinciales.

Ahora, expondremos algunos ejemplos de sueldos de distintos diputados provinciales a lo largo de la geografía española, para reflejar que estos cargos electos por elección indirecta, que además ocupan, en algunos de los casos, otro cargo político con sueldo:

  • Presidente de la Diputación de Albacete: 64.333,42 € brutos anuales
  • Presidente de la Diputación de Almería:  70.561,00 € brutos anuales
  • Presidente de la Diputació de Barcelona:  115.723,72 € brutos anuales
  • Presidente de la Diputación de Burgos:  84.208,74 € brutos anuales
  • Presidente de la Diputació de Castelló:  87.650,64 € brutos anuales
  • Presidente de la Diputación de Córdoba: 58.121,90 € brutos anuales
  • Presidente de la Diputació de Girona:  79.000,00 € brutos anuales
  • Presidente de la Diputación de Granada: 61.163,00 € brutos anuales
  • Presidente de la Diputación de Huesca: 64.607,00 € brutos anuales
  • Presidente da Deputación da Coruña: 71.593,00 € brutos anuales
  • Presidente de la Diputación de Málaga: 67.892,39 € brutos anuales
  • Presidente da Deputación de Ourense: 72.325,26 € brutos anuales
  • Presidente de la Diputación de Palencia: 79.000,00 € brutos anuales
  • Presidente de la Diputació de Valencia: 73.136,00 € brutos anuales
  • Presidente de la Diputación de Valladolid: 74.806,76 € brutos anuales

Estos ejemplos de salarios, demuestran la falta de algún criterio a la hora de fijarlos, y la cantidad de emolumentos a cobrar refleja una disparidad que en estos momentos de crisis no son admisibles, y por ello, se trata de hacer un recorte salarial, pero también unha reordenación salarial, (aunque sea únicamente en base a la población):

Además, esto entronca con otra serie de post sobre los sueldos de los políticos en España:

Anuncios