La necesidad de una auténtica Ley de transparencia, se está haciendo cada vez más patente, pero una auténtica Ley que reforme toda la situación actual, y la cambie de forma muy sustancial la situación de España con relación a la Corrupción.

Ley de Transparencia

Lo que vamos a relatar son unos hechos que suceden de forma muy habitual:

  • Sobre-Sueldos a políticos que moral laxa, que aprovechan empresarios de moral dudosa, para hacer negocios poco lícitos.
  • Empresarios con objetivos empresariales dudosos, cuyo intención económica, no es que sus empresas alcancen el máximo beneficio, sino que ellos mismos alcancen el máximo beneficio personal.
  • La sociedad, excesivamente permisiva, ante hechos aberrantes, mientras la economía sea boyante, y totalmente intolerante cuando la economía se encuentra en situaciones críticas.
  • Finalmente, la imagen que ofrecen las instituciones que gobiernan en España, no están defendiendo al pueblo, sino los intereses personales, empresariales y políticos de unos pocos, que influyen más que un puñado de millones de votos, en unas elecciones.

La situación económica actual ha hecho abrir muchos ojos a los españoles y ver la realidad de la casta política, de derecha a izquierda y izquierda a derecha, y en todos los lados se puede ver mucha falta de ética política.

Muchos dirigentes de políticos (de derecha a izquierda y viceversa), piden que no se generalicen estas ideas de que todos los políticos son corruptos, pero la realidad y la abundacia de casos de poca ética política en casi todos los partidos políticos, hace que el español de a pie, se encuentre ante una dificil situación en el momento de ir a las urnas:

  • ¿a quién voto?
  • ¿quién puede, realmente defender mis intereses?
  • y después de votar, ¿qué?

Al final, puede suceder que se de el un proceso electoral legitimante como el gallego, con un 55% de gente que fue a votar. Muy pocos fueron los que votaron para dar valor a la mayoría obtenida, sin menospreciar el total de votos obtenido por cada partido.

El objetivo de esta alegación es una reforma en el sistema electoral, para que haya un mínimo de participación en los procesos electorales, cuyo mínimo debería estar fijado en un 66%. Pudiendo penalizar a los partidos más votados con la NO adjudicación de escaños en función de la participación y de los partidos de la legislatura previa.

Esta pequeña reforma, obliga a ser ligeramente más serviciales para con el electorado, y preocuparse de todos y cada una de las personas con derecho a voto, y no sólo para cuando se producen elecciones, con comidas a jubilados y promesas por incumplir.

Mejorar toda la transparencia en la política española es necesaria, y aumentar la ética de los políticos de forma exponecial, ya que en la actualidad, muchos de los que participan carecen de ella.

el número de personas colacadas a dedo, …

Anuncios