En España se está dando la paradoja de que va a ser dificil encontrar un político honrado. Los casos de corrupción y las imputaciones de políticos se suceden días tras día, y los políticos que gobiernan tienen miedo a tomar medidas ejemplares para evitar los casos, y todos parecen tener miedo al efecto “Manta”, (es decir, que se tire de la manta) y se decubran más casos. Corrupción PP

Da igual el color del partido político, si has estado gobernando, seguro que tienes a alguien que ha sido corrompido, y es una realidad: “cuanto más tiempo te mantienes en el poder, más son las posibilidades de ser un político corrupto”

De hecho por la web circulan mapas geopolíticos donde se pueden ver las siglas de los puntos de corrupción, y con las listas de los casos y partidos afectados, y se trata de una lista demasiado grande, para pensar que son casos aislados, y que no hay un sistema corrupto. (mapa corrupción)

Seguro que hay políticos honrados, y que son mayoría, pero el daño que hace un sólo político corrupto, puede afectar (económicamente), el buen trabajo que hacen un ciento de políticos honrados.

Para ello, todos los partidos deben de tomar una serie de médidas de trascendencia inmediata, y que puede debilitar su actual situación política, en aras de alcanzar una mayor transparencia y que eviten esos casos bochornosos de politicos imputados y ocupando sus cargos, bajo la protección que esos cargos les reportan.

Primero debe haber una ley orgánica para los supuestos de imputación de un cargo político, cualquiera que sea su nivel (nacional, autonómico o local):

  • No tiene por que ser necesaria el abandono del cargo político de forma obligatoria (pero el resto de medidas puede hacer que el abandono sea la mejor opción para el imputado, y para el partido).
  • Suspensión de todos los cargos políticos públicos que se ocupan, (no de los cargos políticos dentro de los propios partidos, esa es otra decisión).
  • Suspensión del sueldo por el cargo político ocupado, quedando bloqueado ata la finalización del proceso, independientemente de si después abandona la carrera política (temporalmente o definitivamente, tras finalizar el proceso judicial que motivo el encausamiento).
  • Bloquear los derechos políticos del imputado, es decir, un diputado que ocupe su escaño sólo podrá estar como “oyente”, perderá su derecho a voto, y demás opciones que le vienen aparejado con el escaño. Por ello, muchos partidos políticos “invitarán” con motivos a abandonar el cargo políticos, tras quedar “semi-vancate”, sobre todo en aquellos casos donde el voto de una persona cuenta.
  • Además, se deberá presentar las declaraciones de patrimonio del imputado, y de todos sus familiares, hasta segundo grado, antes del periodo juzgado y despúes,

Además, estas medidas, aunque iniciales, se deberían de complementar con otras, para los casos en los que el imputado, es finalmente encausado, juzgado y encontrado culpable.

  • La sanción económica deberá ser igual, al menos, a la cantidad económica defraudada más el sueldo político cobrado durante el periodo juzgado.
  • La inhabilitación para ocupar algún cargo político o público de por vida, condena que se debería ampliar para todos aquellos que esten implicados en la trama corrupta (tanto empresas implicadas o empresas que tienen personas implicadas, como las personas implicadas).

Son unas medidas iniciales, que se deberían de desarrollar con más contenido, evitando que se salten posibles defectos de forma, pero se busca un espíritu de honradez por parte de los políticos y de los partidos políticos.

El objetivo es penalizar severamente ser corrupto, al que lo es, y a los partidos políticos, que cobijarlos bajo su paraguas pueda ser costoso, en términos políticos.

Anuncios