Es el momento de hacer previsiones para el 2014, ¿qué va a suceder en España los próximos 12 meses? ¿serán acertadas?

Tio-Sam-Rajoy

Empezaremos por el principio:

1-  Crecimiento Económico.

Todos los indicadores hacen pensar que la economía española crecerá, ESCASAMENTE, pero esto dependerá de como le vayan a las demás economías, primero y principalmente, en la zona euro, y a las demás, en general.

Se espera que las grandes economías de la zona euro vayan estancando, quizá a finales de 2014, pueda volver una pequeña recuperación, pero puede ser tarde para el ciclo económico español, el cual tiene más vigor en los trimestres centrales.

Ninguna de las previsiones más optimistas, dan un valor final para el crecimiento del PIB Español, igual o superior al 1 %, y nuestra apuesta personal, se acerca más a la del gobierno, 0,7 %, pero por debajo de ella.

Obviamente, los resultados económicos “buenos” (o aceptables, mejor dicho), se deben en gran parte el proceso exportador de la economía española. Dicho proceso, es más una imposición, debido a la enorme crisis económica que ha atravesado el PÁRAMO del territorio español. Por ello, a la mayoría de empresas que subsisten, es porque o bien, exportaban, o bien, desaparecían. (Para ellos, el final de la crisis, 2018, 10 años de sinsabores), les habrá fortalecido y llenados de vigor.

2-   Desempleo

Según palabras de cualquier Ministro o Presidente del Gobierno, mismo, el 2014 será el año del inicio de la creación de empleo.

Pero desde nuestro punto de vista, quizás sea un poco ficticio debido a las factores que están influyendo en posible reducción de la tasa de desempleo de los proximos años:

  • La emigración, constante desde 2008, y más acentuada en estos 2 últimos años (2012 y 2013), y que no cesará en 2014, ante perspectivas málas para el empleo (de calidad y duración).
  • La jubilación, ya que en los últimos años, se ha optado por jubilaciones anticipadas y prejubilaciones, como opción menos mala, ante las perspectivas de desempleo para la población con edades superiores a los 55 años.
  • Continuidad en la formanción, ante la posibilidad de estas años en desempleo, se está optando por mejorar la cualificación, que no se quiso optener en la época de bonanza.

Como resultado de todo esto, la base de personas que están disposición de trabajar, continuará bajando, incluso por debajo de la fase pre-burbuja inmobiliaria, es decir, la tasa de ocupación se situará por debajo de los 16 millones, posiblemente a finales de 2014 o principios de 2015.

Todo esto hará, que se produzca una creación de empleo, quizá más grande de lo que cree, incluso el gobierno, en los meses del verano, pero no será suficiente para bajar del 23 o 24 %, y siempre será debido, más  a conceptos como emigración o jubilación, crea a la creación neta de empleo.

3-  Deuda pública

Es una situación preocupante, ya que el peso de lo intereses de la deuda comienza a ser relevante, y a tener que endeudarnos sólo por ellos, además que la situación económica sigue impidiendo que se recaude lo necesario para dejar de aumentarla.

En 2014, casi con total seguridad se llegará al 100 % deuda pública en función del PIB, lo cual significa que España entera tendría que trabajar todo un año, para pagar su deuda, y no habría dinero para ninguna otra cosa.

Esto también viene a destacar, el mal trabajo que se está haciendo, en temas de evasión fiscal y sobre todo, la elusión fiscal, principalmente, por grandes empresas. Saliendo a colación, el tema de la anterior AMNISTIA FISCAL, de recaudación irrisoria.

4-    Inflación

En un país, donde el consumo, se encuentra en unos mínimos históricos, donde gran parte de la población no tiene dinero, casi ni para comer, el último resultado de la subasta de electricidad, que suponía un incremento de la factura electrica para los próximos meses de un 11 %, suponía un mal chiste, y que parece que se acerca cada días más la España del candelabro.

Quizá los datos estén ligeramente manipulados, pero los bienes de primera necesidad, seguirán subiendo, con ritmos muy elevados, y otros que antes se les otorgaba un peso bastante relevante, en la cesta, decrecerán, que darán una ilusión de estar en zona de deflación técnica.

En definitiva, el 2014, parece más el año del caminar por el fondo de la crisis, que el inicio de la salida. El final de la crisis se puede fijar lejos de 2014, ya que una tasa de paro del 25 %, no puede reducir en un año, y casi que tampoco en 5 años. Además, la gente en paro no puede esperar a que la situación laboral mejore, el trabajar, se está convirtiendo en un LUJO, y una gran mayoría lo está haciendo por salarios de subsistencia social.

Anuncios