Cuando hemos pasado el primer aniversario 15M, posiblemente una de las mayores manifestaciones sociales en la historia de España, y con una repercusión social de carácter mundial.

La sociedad española, en su mayoría jovenes, desencantados con la evolución de los acontecimientos y con la sensación de que erán un cero a la izquierda, tanto en el plano pólitico, como económico; sin la posibilidad de albergar una esperanza de futuro.

Se trata de un movimiento a-político, puramente social, con ánimo de cambio de una sociedad, que siente que no la representa, con un sistema pólitico lleno de corruptelas, sin que paguen por ellas.

Los motivos pueden ser los siguientes:

  1. El sistema político, ya que los políticos dicen una cosa y hacen la contraria, cuando gobiernan defienden una idea y cuando están en la oposición la contraria.
  2. No hay transparencia en el sistema político. La política española se está haciendo a base de rumores y no confirmaciones, rumores que vienen de fuera (y que saben más que los propios implicados).
  3. Todas y cada una de las políticas económicas tomadas por los últimos gobiernos (incluido el actual), fueron equivocadas, tanto en tiempo, como en forma. Las políticas “keynesianas” de Zapatero con su Plan E, o bien, las políticas de austeridad a la alemana de Rajoy.
  4. Los bancos y las cajas de ahorros; y su crisis inmobiliaria no fue tratada correctamente. (En el mundo anglosajón, cuando uno se equivoca, en este caso, reconoce las pérdidas inmediatamente, para poder recurperarse lo antes posible; en España NO).
  5. Las entidades financieras siguen muy politizadas, y poco controladas, con lo que pierden eficiencia y eficacia.
  6. El pueblo español no puede sostener más el coste de la política española (445.000 políticos con productividad media muy baja a coste muy elevado, tanto por sueldos como por inversiones poco productivas).
  7. Siempre paga el mismo, el ciudadano, 45 millones de personas que pagan errores de banqueros y políticos.

Las razones para protestar siguen siendo innumerables, y seguiran aumentando con el paso de los días.

Pero sin embargo, tanta reunión y asamblea, durante un año tendrían que haber acabado en propuestas con mayor calado dentro de toda la opinión pública, recogida de firmas para cambiar esta sociedad, …

Pero este movimiento se está aplanando, es decir, su funcionamiento horizontal, no está consiguiendo el cambio. Todos queremos que funcione, pero a veces se necesita personas que dirigan para poder avanzar.

Anuncios